Autos

Consejos para conductores novatos

conductores nuevos

Incluso los conductores más experimentados no siempre conocen todas las sutilezas o matices que pueden facilitar la conducción. Mira como sentirte a gusto al volante, aprender a evitar situaciones de peligro y convertirte en un conductor seguro.

Comprueba si todos los retrovisores están correctamente ajustados.

Si tus espejos no están ajustados correctamente, aparece un punto ciego. Un punto ciego es una parte de la carretera que no puedes ver, por lo que puedes no ver un coche que circula por un carril de tráfico adyacente. Para eliminar los puntos ciegos, ajusta tus espejos retrovisores para que no pueda ver su coche en ellos. Para comprobar si hay un punto ciego, pasa por delante de otro coche aparcado en marcha atrás, mirando por tu espejo retrovisor. En cuanto esté fuera de la imagen, deberías verlo con tu visión periférica.

conductores novatos

El espejo retrovisor debes estar ajustado de forma que puedas ver por completo la luna trasera de tu coche. Cuando ajustes los espejos, debes estar en su posición normal de conducción.

Si el coche no arranca, enciende las luces altas.

A veces, en invierno, el coche no arranca a la primera. Antes de intentarlo, calienta la batería del coche encendiendo las luces largas. La radio o el intermitente también pueden funcionar. Cotizar seguros de autos con cobertura extensa, te ayudará a proteger tu coche y tu economía en caso de alguna falla por clima o accidente vial.

Aprende a sentir dónde están las ruedas.

Si quieres ser capaz de evitar los baches en la carretera y no rayar los tapacubos al aparcar, tienes que aprender a sentir dónde están las ruedas. Coge una botella de plástico vacía, písala con el pie y ponla en la carretera. Practica la conducción sobre ella con las ruedas delanteras izquierda y derecha sucesivamente. Abre la ventanilla para escuchar el crujido de la botella.

conductores jóvenes

Estaciónate guiándote por las ventanillas y los retrovisores.

Cuando aparques en perpendicular, detente cuando veas el bordillo por el retrovisor lateral. Así la distancia entre el coche y el bordillo será mínima y no rayarás el parachoques.

Al estacionar en paralelo, asegúrate de no rayar los tapacubos, esto te hará un conductor profesional. Pega un trozo de cinta aislante de color en la parte inferior del parabrisas. Detente cuando la marca coincida con la línea del bordillo. Es mejor aparcar en paralelo marcha atrás: de esta forma, el bordillo es visible en los espejos retrovisores, por lo que no estarás demasiado cerca de él.

Seca los frenos después de pasar por un charco.

Ante el más pequeño de los charcos, es mejor que reduzcas la velocidad y lo atravieses suavemente sin maniobrar ni cambiar de velocidad. Los conductores que van rápidamente, experimentan la posibilidad de que el agua entre en el sistema de encendido y haga que el motor se cale. Además, puede producirse un aquaplaning, que es cuando el coche pierde la tracción y tú pierdes el control del mismo.

conductores novatos

Después de pasar un charco grande, no cortes el motor ni cambies la velocidad. Seca primero los frenos: pisa el acelerador y pisa el pedal del freno unas cuantas veces. La fricción provoca calor, por lo que el agua se evapora de las pastillas de freno.

Mira cinco manera de ahorrar gasolina para conductores frecuentes.

Similar Posts